30.7.09

Baba Om


No escojas la importancia personal. Has aprendido la eficacia de la disciplina y del servicio como herramienta de un mayor aprendizaje. Ahora debes utilizarlos para que te guíen en tu próximo despertar, sin hacerte dependiente de tus Maestros o tus creencias. Estás preparándote para lecciones mayores. No te apegues a tu aprendizaje. En general, se trata simplemente de otra forma de gratificación personal. Tu próxima lección es sentirte parte de un plan divino y desempeñar tu parte en él con alegría y confianza. No tomes la vida demasiado en serio. Has estado en el camino durante miles de años. ¿Para qué tanta prisa? Intenta disfrutarlo más. No hay nada que lograr, sólo algo de lo que percatarse.

Baba Om, Tom Heckel.
Ediciones La Llave, 2004

Gracias Inma, infinitamente.

3 comentarios:

tula dijo...

...si realmente lo interesante es el viaje, no la meta, ésta está en el futuro..es virtual

Otorongo dijo...

Tal vez camino y meta sean lo mismo, sinónimos, de la mano...

Fata Morgana dijo...

El camino y la meta son la misma cosa: sabias palabras. Y siendo que el futuro todavía no existe, ¿por qué pensar en la meta?
:D