19.4.09

Manada

Llevo prácticamente una vida buscando a mi familia. Mi familia genética sólo era el vehículo para llegar hasta aquí; el resto puede imaginarse. ¿Tiene sentido amar a quienes me veían como un apéndice de otras personas? Soy la menor de todos ellos, nadie esperaba mi llegada. Y como nunca me he sentido uno de ellos, echo de menos no poder echarles de menos.
Soy la hija pródiga de una familia que todavía está al llegar. Pero a ellos sí que les echo de menos. Ya es hora de unirme a la manada.

9 comentarios:

Silvia dijo...

Las familias del alma a veces son más importantes en nuestars vidas que las de sangre...aún asi todo es perfecto como es y todos somos los hijos e hijas muy amados del universo!muy bonita entrada!

Sr.Psicoplasma dijo...

supongo que comparto sentimientos parecidos ... de todas formas, yo pasaba a dejarte esto:

http://www.memoryknight.com/Indigenous.Music.Torrent.Bundle.rar

saludos

Fata Morgana dijo...

Gracias, Psico, pero es que no sé qué es lo que ma mandas... ¿algo para descomprimir?¡ni sé cómo guardarlo! mi vocación informática es prácticamente nula...
Gracias, Silvia, no hay nada como la familia de almas, y sólo el Universo sabe por qué nos toca lo que nos toca...
Bienvenidos los dos a FM!!!

Fata Morgana dijo...

De veras, Sr. Psico, es que si es música africana y djembe ¡¡¡me encanta!!!¿qué debo hacer?

tula dijo...

Enhorabuena!!!
bienvenida al club...o a la manada...todos nos reconocemos, hablamos el mismo idioma.
saludos implosionados fractalmente.

Sr.Psicoplasma dijo...

pues es un torrent como con 60 discos de musica indigena grabada por antropologos de distintos grupos etnicos

de percusion algo hay creo

se descarga con algun programa de torrent (el bittorrent es de los mejores9 ... eso si, paciencia ke son 4 gigas o así

saludos

Fata Morgana dijo...

Sr Psicoplasma...
¿¿¿¿en seriooooo????

Tula:
¡gracias por la bienvenida!
:)

Amanda dijo...

Yo también soy la menor de toda mi familia genética,y como tú nunca me he sentido una de ellos. Y sí, también echo de menos no poder echarles de menos. Confieso que en ocasiones incluso lamento echarles de más.

La familia que está por llegar, no sé si llegará como la imagino y por eso a veces temo no llegar a reconocerlos.

Buena entrada, gracias.

Fata Morgana dijo...

Hola, Amanda. Por experiencia personal, yo nunca imaginé una familia "ideal". Lo que creo es que la encuentras cuando tú eres capaz de conocerte a ti misma lo suficiente como para encontrar a los pares, un poco que el destino te va llevando y un buen día amaneces y dices: ¿así que era ésta?
Un beso, y gracias por pasar.