9.1.09

Nieve

Hoy veía en la tele los últimos informes sobre la nieve caída en Madrid. Ante la falta de previsión de los organismos oficiales, hay gente atascada en las carreteras desde las nueve de la mañana. Al parecer hacía diez años que no se veía una nevada de esta naturaleza por Madrid. La gente que trabaja en la carretera, como es natural, no se lo toma a bien. Sin embargo, en la Plaza Mayor los chavales lo celebran con júbilo y ya hay torneo de muñecos de nieve. Esperemos que los colegas atascados puedan desatascarse pronto e ir a casa a tomar un baño y comerse un rico plato de cocido, que se lo merecen. Seamos optimistas, pues reza un refrán popular que “Año de nieves, año de bienes”.
En los pueblos ya es otra cosa. La gente está acostumbrada a los tiempos que marca la naturaleza. Ellos no se van con prisas. Allí el tiempo de la nieve transcurre blancamente, con absoluta naturalidad. Y hasta se lo toman con humor. ¿De qué otra manera habrían de tomárselo? Mientras la periodista hace su entrevista enfundada en un traje que es como para ir al Polo, un cabrero la recibe con una gran sonrisa, vestido con su mono de trabajo y su camisa de franela abierta en el cuello. El cabrero es hombre curtido, y sabe que el espacio es hijo del tiempo. Que no se puede forzar a la naturaleza, sino dejarla ser, como ella deja ser al humano cuando el humano se deja templar la sangre. Tiempo de cuidar de los animales. Tiempo del lar. Tiempo del tiempo, donde cada minuto dura lo que tiene que durar. Tiempo de contemplación.
Mañana será otro día.

Photo/post: Manzanares el Real visto desde mi terraza, hoy por la tarde.

5 comentarios:

Jurema dijo...

Ese es el hombre adaptado , no fuerza nada, iverna... cuida lo suyo asta que llega el momento que le permite elaborar...

Eso es lo que ves desde tu ventana?
Lindísimo!

Besos

Fata Morgana dijo...

Sí sí, hay que ver la naturalidad con que se lo toman. Son años de charla diaria con la naturaleza. Verdadera sabiduría.
Besos.

Nur dijo...

Me encanta la nieve y sus bonitos paisajes... me hacen sentir como una niña de nuevo...

Besos

Fata Morgana dijo...

A mí también, sólo que la mía es una segunda infancia porque de donde yo vengo, de nieve, nada.
Besos.

Armando Buscarini dijo...

Querida Fata Morgana,

sé que andas buscando mis obras completas (http://sombradelparaiso.blogspot.com/2008/06/un-caf-con-armando-buscarini.html). A finales de este mes se publica 'El rufián. Teatro, narrativa y memorias'. Lo puedes encargar en editorialbuscarini@gmail.com.

Un saludo.