8.11.08

Vamos a andar

La montaña siempre está ahí, el que puede que no vuelvas eres tú.

Como ya os había adelantado, recientemente realicé una escalada en grupo a la Pedriza, habiendo previamente consumido un cactus alucinógeno llamado Sampedro. La persona que me invitó -un psicólogo madrileño con una larga experiencia tanto en plantas de poder como en sus efectos, y colega, además, de un importante investigador en la materia conocido tanto en Europa como en Sudamérica- ponía en su e-mail que íbamos a andar. Conociendo los rigores del clima en la montaña, el día anterior a la faena le envié un e-mail para preguntarle si en caso de lluvia se suspendería, a lo cual me respondió que de todas maneras pensaban hacerlo. Por suerte esa mañana amaneció relativamente soleado.
Si entrar en detalles de lo que sucedió, y a propósito de una conversación que tuve hoy con una amiga del pueblo y montañera de toda la vida, se me ocurre que no estaría nada mal hacer una breve reflexión sobre la ética que aplica cierta gente en el trabajo con las plantas de poder en contextos naturales. Hablamos de una experiencia realmente intensa y muchas veces peligrosa, donde las connotaciones románticas del chamanismo a la europea con supuestos “chamanes” originarios no está regulada ni controlada, porque naturalmente se sale de lo regulable. Y yo, que soy una loca que se va a la aventura, y que por muy entusiasta o muy desesperada me fío de cualquiera que tenga un título y se apoye en investigaciones comprobables, he descubierto esta vez que la búsqueda de la visión no me interesa lo más mínimo si ello constituye un peligro para mis huesos.
Cosa buena que pienso deberían tomar en cuenta quienes promueven este tipo de actividades, ceremonias, rituales, o como se llamen, antes de invitar a cualquiera bajo el rótulo erróneo de vamos a andar, sin advertir al incauto de que en realidad haremos una senda de 3 ó 4 horas en ascenso, es decir trepando -que no es lo mismo que andar- por una montaña granítica sin ningún tipo de agarre, y a la cual es mejor acudir bien equipado con botas de montaña, un buen anorak, una buena mochila y sobre todo un buen monitor, y no tan sólo un guía-chaval que todo lo que desea es tomarse un Sampedro para sentirse el león del desierto. Todo más si hay amenaza de lluvia o llovizna y la previsión meteorólogica -que yo no la miré, y creo que ellos tampoco- anuncia nevadas en alta o media montaña.
Lo que digo es que antes de realizar semejante experiencia -aunque llueva, y cualquier buen montañero sabe que salir a la montaña con mal tiempo no debe hacerse- nada cuesta explicar claramente al neófito el itinerario, no utilizar eufemismos (vamos a andar, que te jodan) y advertir de los posibles inconvenientes que podrían presentársele, a fin de que la experiencia resulte realmente fructífera y no una tortura de prueba-resistencia, y para algunos de nosotros, un papelón o un bochorno. Sin contar con los riesgos que corren los mismos organizadores, que por exceso de confianza, por temerarios o por ingenuos, acaban descubriendo que quizá deberían haber hablado claro antes de salir a la escalada, porque ya se sabe que si somos un grupo -una familia, en términos chamánicos-, si uno se queda varado nos quedamos todos, y esto tiene mucho que decir sobre la experiencia en un plano no ya material, sino en otro bastante más profundo.
Y si para colmo después de haber llegado a la base todo lo que hacemos es cogernos de las manitas y agradecer al apu montaña yan y a Dios y a María Santísima habernos devuelto sanos y salvos (bueno, casi) para luego págame los 50 euros y si te he visto no me acuerdo, pues yo no sé qué más puedo contaros, amigos míos, que no podais imaginar -además de las agujetas y que tanto el supuesto chamán como el Sampedro me pusieron de muy mala leche.
Sólo decir que la Pedriza es montaña a tomar en cuenta, que es fácil perderse y también es fácil romperse una pierna o los dientes, que hay mucho riesgo de que te pille una nevada en pleno descenso, que para alguien sin entrenamiento el descenso es difícil y peligroso, que el agua hace que el granito se vuelva patinoso como un cristal, y sobre todo, que cuando alguien dice que no puede más, es que no puede más, y de nada sirve soltarle un rollo en plan tú puedes, porque quizá esa persona realmente no pueda, y si tú no lo entiendes es que o eres estúpido o un temerario, con lo cual la experiencia podría acabar -suerte que no acabó- con un helicóptero del 112 rescatando a alguien con una pierna rota.
Eso sí, que 15 personas a 50 euros por cabeza son 750 euros en un solo día. No está mal. Pensándolo bien… creo que mañana me inscribo en el club de montaña, total lo tengo cerca, y como pienso seguir con esto de las plantas de poder, pss… veo que es buen negocio. Bien montado se tienen el chiringuito estos chamanes europeos.

Sol de Brujas, sobre la Pedriza- pobre, que ella, no tiene ninguna responsabilidad. Nosotros sí.

10 comentarios:

Analía dijo...

A mí lo que más me asombra es que te hayan cobrado... Perdoná, pero ¿les pagaste? Yo no les daba ni un duro.
Igual algún jugo le habrás sacado ¿no?

Fata Morgana dijo...

Era el trato, Ana; pero me sirvió de escarmiento: es la primera y la última con esta gente, y de toooooooooodo todito se aprende, ya sabés.
Besos, lindísima.

Kyboy dijo...

Jajaja que buen ejercicio, pero mejores los resultados; poco a poco sigues trillando el grano.

Fata Morgana dijo...

Lo cortés no quita lo valiente, Ky, y te aseguro que con estos no vuelvo XD

170651978 dijo...

Un trato es un trato, ahí lo has clavao.
Y un poco de vendetta? menuda panda de papa fritas. Un poco de publicidad desacreditatoria no estaría nada mal en mi opinion, más alla de tu blog, por la zona en concreto. Quizás algun cartelillo/s...que ellos mismos puedan ver y quitar de coraje.

También lo has clavao con que de tooooodo se aprende. Por eso!!! que aprendan!!!

Saludo cordial.

Fata Morgana dijo...

Ya ves, 17...
Y no es porque la experiencia no haya sido "fructífera" en otros aspectos, sin embargo, ahora sé que a la hora de salir al monte hay que salir con gente responsable. Que es como en la vida, donde si vas mal acompañada... te puedes romper la cabeza.

Y no... publicidad desacreditatoria no, por dos razones:
1) son muy conocidos en el "mundillo" y siempre encontrarán apólogos asérrimos del new chamanism european que hacen ellos;
2) pienso continuar en el hilo. De hecho el finde me voy al monte de nuevo, sólo que a mis compis las conozco y sé de qué van... ¡y además me sale gratis! (sin sampedro, claro).

Besos, guapo :)

abcd dijo...

jejejejeje después se quejan cuando van a nuestras tierras a practicar y vuelven diciendo que los indiecitos les sacan pasta con la medicina bruja...
Saludos.

Fata Morgana dijo...

:)

Jordi dijo...

Pues yo preparo una caminata de poder para este fin de semana. Sera que ya no le da a nadie para venir que pena.

Jejejeje son 500€ por persona y voy a ir solo creo. Pero eso si nadie se va a quejar de nada. jejejejeje

Bueno así es la vida, aunque no mientas si ganastes algo unas buenas agujetas que no estan nada mal.

Un saludo

Jordi

Fata Morgana dijo...

500 euros Jordi???? XD
No sea cosa que te copien, y ahora en la próxima vayan a cobrar 800 por la Abuela...
A ver cuándo te apuntas a una caminata aquí en la Pedri, que buena falta nos hacen tus cabezonerías XD
Aquí hay 2 personas que se lo tienen copado (de una ya te hablé) y el otro es éste, al que no pienso nombrar porque es amigo de otro que tiene mucho peso.
Luego están los del Daime, pero esos no me interesan porque se persignan y adoran a la virgen. Ah, y también hay otro que se dedica a cazar ovnis en Gredos y siempre me invita, pero no voy XD. Nacesitamos gente normalita. Ya me entiendes :)